26 julio 2009

PASÓ EN EL SUR


Difícil caminar, beso a beso, se hacia largo el camino.
De tu mano, arrastrando la fría arena
ansiosos por llegar...deseando quedarse allí
teníamos todo y aun queríamos mas...
la luna nuestra cómplice...las estrellas en tu cara
pasaron las horas en un instante
que para siempre quedará en nosotros.

05 junio 2009

MIRARTE



Te gusta mirarme porque parece que me tocas y te toco y cuando frotas tu piel con mis pestañas sin excusas chispea mi mirada. Me elevas pasando al color de tus pupilas dentro de las mías. Me raspas un poco, me derrito, cedo, sacas partido. Todo es frotación visual.

Te encanta...tenerte, desearme, mirarme, sobarme y esperarme. Incluso hablarme, aunque el hablar siempre confunda, siempre separa y nos haga ver al otro lado... y que distinto si en vez de hablarnos nos chupásemos?

Adoro que nos miremos por la única razón del placer. Y nada más trascendental que mi ojo en el lugar indicado.

16 febrero 2009

SE BUSCA UN CORAZÓN



Se ha perdido un corazón:
Si alguien lo ve, por favor que no le haga daño...que lo cuide...es frágil, suave y se muere por dar amor.
Lo llevaba dentro de mi, era feliz, pero el amor le abrió la puerta y se marcho detrás una nueva ilusión.
Ha dejado un gran vacío, frío, soledad y dolor. Siento que muero, necesito sentir sus latidos como bailan al ritmo de mis sueños y que susurre despacio que está aquí conmigo descifrando las letras de mi alma y el sabor de los besos...
Se que volverá y cuando lo haga nada será inalcanzable porque soñaré con el corazón.

15 febrero 2009

ERASE UNA VEZ....



ÉRASE UNA VEZ UNA GOLONDRINA Y UN SALMÓN QUE SE VEÍAN A MENUDO, SE SALUDABAN, CHARLABAN DURANTE LARGO TIEMPO, Y SE SENTIAN ATRAÍDOS TANTO EL UNO POR EL OTRO HASTA QUE SE DIERON CUENTA QUE YA NO PODIAN PASAR SIN VERSE NI UN SOLO DIA, PORQUE SE AMABAN PROFUNDAMENTE. PERO SU AMOR ERA UN AMOR IMPOSIBLE, CADA AÑO DEBÍAN SEPARARSE, PORQUE LA GOLONDRINA VIAJABA AL SUR PARA NO TENER FRÍO Y EL SALMÓN PARTÍA RUMBO AL RÍO.
EL SALMÓN PASABA LA VIDA NADANDO Y LA GOLONDRINA REVOLOTEABA POR EL AIRE ASÍ QUE NUNCA PODÍAN ESTAR TAN JUNTOS, COMO LES HUBIERA GUSTADO, SOLAMENTE SE MIRABAN Y SE DESEABAN EN LA DISTANCIA, PORQUE UNO NO PODÍA REVOLOTEAR Y LA OTRA NO SABÍA NADAR. COMO HACÍA MUCHOS AÑOS QUE SE CONOCÍAN, DECIDIERON QUE LA GOLONDRINA VISITASE A UN MAGO, PARA PEDIRLE CONSEJO. ÉSTE, LE DIJO QUE HABIA UNA POSIBILIDAD PARA QUE ELLOS PUDIESEN ESTAR JUNTOS PARA SIEMPRE Y QUE SERIA UNA MUESTRA DE AMOR, EL SALMÓN DEBERIA DAR UN GRAN SALTO MIENTRAS ELLA SE METIESE TODO LO QUE PUDIERA DENTRO DEL MAR.
LOS DOS TENÍAN MUCHO MIEDO, PORQUE ERA MUCHO LO QUE PODIAN PERDER, SIN EMBARGO ERA TANTO LO QUE SE AMABAN Y TANTO LO QUE DESEABAN ESTAR JUNTOS, QUE HICIERON LO QUE LES DIJO MAGO
. CUANDO VOLVIERON A VERSE DESPUÉS DE QUE UNO HUBIESE SALTADO Y LA OTRA SE HUBIESE SUMERGIDO, SE DIERON CUENTA DE QUE SE HABÍAN CONVERTIDO EN DOS DELFINES Y DE QUE YA PODÍAN NADAR Y VOLAR SIN CORTAPISAS, QUE NUNCA MAS TENDRÍAN QUE SEPARARSE, PORQUE SIEMPRE ESTARÍAN JUNTOS EN EL AGUA O EN EL CIELO.


Los fantasmas del espejo
son reflejos de mi soledad
las heridas bien cubiertas
con tiritas de normalidad
Hasta echar la vista atras
darme cuenta de que no volveras
Ahora no sé que hacer
el mundo se me ha vuelto del reves
solo en un rincón
el tiempo va cambiando en el reloj
pero yo no
me cuesta tanto imaginar
que haras ahora donde, donde estaras
si es verdad eso del cielo
dimelo y yo te iré a buscar
si estas mas alla del mar
hazme una señal y empiezo a nadar

14 febrero 2009

EL HOMBRE DE LA LLUVIA



Sabes quien soy ¿verdad? Soy el hombre de la lluvia.Soy el que pasea por las calles cuando nadie más lo hace. Cuando la lluvia cubre tu cara, cuando el frió se asienta en tu pecho, cuando las tinieblas te envuelven, entonces es cuando puedes verme. No sabes porqué, pero cuando me necesitas y me llamas siempre acudo a tu encuentro. Entonces, cuando nos encontramos, veo tu cara, tu mirada, tus manos temblorosas y tus ojos asustados. Y yo, como siempre te sonrió con dulzura mientras seco tus mejillas y tomo tus manos. Te abrazo y te llevo lejos de la lluvia y el frió. Las tinieblas quedan atrás y por un momento te veo sonreír de nuevo. Que hermosa es tu sonrisa. Cuando aparece en tu rostro de repente vuelves a ser preciosa. No necesitas hablarme por que tus ojos hablan por ti y me dicen todo lo que un hombre de la lluvia podría desear escuchar. Me dices: cómo lo haces, siempre lo consigues, nunca me dejas sola en los días grises, gracias, muchas gracias… Mientras veo todo eso en tus ojos me siento tan feliz…porque así somos los hombres de la lluvia. Sigo mirándote a los ojos, ahora vivos de nuevo, llenos de cariño y gratitud, de ternura y quietud. Y mientras te sigo mirando, lentamente, la tristeza se adueña de mí. Porque sé que pronto volveré a perderte. La tormenta se aleja de ti y tú corres de nuevo en busca de la luz, de la vida. Quizás haya algún hombre de la luz que te espera, para volver contigo todos los amaneceres del mundo, para poder verte despertar con tu rostro maquillado de felicidad, para hacerte olvidar que hay tormentas y para que no pienses más en mí. ¿Sabes? A veces me gustaría ser un hombre de la luz. Quizás así no te vería con el pelo mojado, ni tiritando, ni desorientada en la penumbra. Me gustaría verte reluciente como el sol, llena de vida como un río en primavera y alegre como una mañana en el bosque… pero sólo soy un humilde hombre de la lluvia. Tan solo sé abrazarte y darte ternura, agitar los brazos para que la tormenta se aleje de ti, sonreírte y decirte con mis ojos que nunca dejare que llores. Pero eso no es lo que hacen los hombres de la luz. Ellos son de otro modo. Ellos temen a la oscuridad y a la tempestad y nunca se atreven a venir a buscarte cuando el miedo te atrapa sin avisar. Pero son pacientes, y cuando la luz vuelve a cubrir tus cabellos con el aura que yo nunca alcanzo a ver, entonces, entonces viene a buscarte.
Yo desde lejos los veo marchar y hasta creo distinguir el aura de la que te hablé. Mis ojos brillan, mis labios sonríen, pero a la vez siento que en mi corazón algo ha vuelto a morir de nuevo. (El último Hogol)  

Dedicado a ti, que eres mi hombre de la lluvia, porque hoy es el día en el que al marcharme hacia la luz, mi rostro se volverá hacia ti y te diré....ven conmigo, quiero enseñarte el amanecer, porque solo tu puedes ser mi hombre de luz.

LATITAMACU ...un poquito de mi...